Ajo – Preparación y Cocción

Primero separe los dientes de ajo de la cabeza y luego elimine la piel de los mismos. Para ello, puede escalfarlos con agua caliente, pero también puede hacer la con un cuchillo y hasta con la uña.

Cuando se parte un diente de ajo en sentido longitudinal aparece una yema en el centro, que a veceses de color verde. Algunas personas la descartan sea cual sea su color.

Los dientes de ajo son los pequeños gajos que forman los bulbos o cabezas y la mayoría de recetas especifican uno o más dientes de ajo.

(No use una cabeza entera cuando lo que dice la receta es un diente)

Los dientes de ajo se pueden majar con la hoja de un cuchillo o con un instrumento especial para prensarlos. El ajo chafado es más útil para cocinar porque su sabor se distribuye de un modo mucho más uniforme que cuando se usa entero o finamente picado(los sofritos son la excepción).

Prepare el ajo de acuerdo con la intensidad del sabor que requiera la receta: el ajo cortado a laminitas finas es más suave que el cortado a trocitos, que a su vez es más suave que el ajo majada, y por supuesto, la cocción reduce siempre la fuerza de su sabor.