Puerros – Comprar y Almacenar

Compre puerros de aspecto sano y fresco. La parte blanca debe estar firme y sin manchas, y las hojas deben ser verdes y brillantes. Como los puerros no se conservan especialmente bien, es preferible comprar los solamente antes de usarlos. Si necesita almacenarlos, recorte la punta de las hojas y guárdelos en el cajón de las verduras de la nevera o en un lugar frío. Al cabo de unos dias, empezarán a marchitarse.