Alcachofas – Comprar y Almacenar

Sólo vale la pena comprar alcachofas cuando están en sazón, aunque pueden encontrarse en los supermercados durante casi todo el año.

En invierno, sin embargo, su aspecto es más bien desangelado, son pequeñas y secas y no vale la pena molestarse en prepararlas. Cuando están en su punto su aspecto es excelente, con las hojas exterior es bien formadas y las interiores estrechamente aferradas en torno al corazón central.

Las alcachofas se conservan bien durante 2 ó 3 días en el cajón de las verduras de la nevera, aunque es preferible consumirlas lo antes posible.