Alcachofas – Nutricion

Las alcachofas contienen una sustancia química llamada cinarina que actúa sobre las papilas gustativas de la mayoría de las personas (aunque sea sorprendente, node todas) haciéndo las más sensibles a los sabores dulces.

Entre otras cosas, ésto estropea el sabor del vino. Por lo tanto, no vale la pena beber un vino caro con alcachofas, es preferible tomar un vaso de agua fría, que tendrá un gusto agradablemente dulce.

Las alcachofas hay que comerlas con los dedos,lo que elimina de entrada toda pompa y ceremonia, que siempre son un inconveniente para una comida festiva. Sirva las alcachofas en platos parados, de modo que

los comensales puedan compartir el placer de arrancar las hojas y untar las con mantequilla aromatizada al ajo o en una vinagreta. Si prefiere servirlas de forma individual, hágalo de una en una.

Las salsas para untar son una parte esencial en el consumo de alcachofas; se puede poner una cucharada en cada plato o servir un pequeño bol a cada comensal.

Una vez untada la hoja, se hace pasar ésta entre los dientes reteniendo solamente la parte más carnosa de la base y descartando la parte superior, más seca. El corazón de la alcachofa se come con cuchillo y tenedor y seunta igualmente en la salsa de ajo o vinagreta.