Tomates – Comprar y Almacenar

Los tomates deberían dejarse madurar lentamente en la tomatera para que su sabor pudiera desarrollarse plenamente.

Los mejores tomates son aquellos que uno mismo cultiva en su huerto o jardín, y después de ellos están aquellos cultivados en el mismo lugar en donde se comercializan.

Cuando compre tomates en la verdulería o en el supermercado, compruebe el estado de la parte verde frondosa superior; cuanto mejor sea su aspecto, mejor será el tomate. Compre tomates grandes(beefsteak)o pequeños (cereza) para las ensaladas, y tomates ciruela para hacer salsas.

Los tomates más claros o verdosos tenderán a enrojecer si se guardan en una bolsa de papel de estraza o en el cajón de las verduras de la nevera, pero si tiene la intención de usarlos inmediatamente, lo mejor es que compre aquellos que tengan un color más rojo.

Los tomates muy maduros, cuya piel se ha cuarteado y que parecen haber explotado y estar expeliendo sus zumos, son excelentes para hacer sopa de tomate.

Pero compruebe que no presenten signos de enmohecimiento, ya que de lo contrario echará a perder el fruto de todos sus esfuerzos.