Coles de Bruselas – Introducción

Las coles de Bruselas tienen un sabor pronunciado a nueces endulzadas, muy distinto al de las coles o repollos, aunque estén estrechamente relacionadas con ellos.
Se sirven tradicionalmente por Navidad acompañando a las castañas, y la verdad es que tienen una gran afinidad con varios frutos secos, especialmente con los más dulces; las almendras, por ejemplo, combinan mejor con ellas que las avellanas o las nueces.