Espinacas – Comprar y Almacenar

Las espinacas crecen durante todo el año, por lo que en principio no tenemos porqué tener dificultades para encontrar espinacas frescas.
Las espinacas congeladas son un pobre sustituto, principalmente debido a que tienen muy poco sabor, por lo que vale la pena tratar de conseguir siempre el producto fresco.
Las hojas de espinacas deben de tener siempre un color verde y buen aspecto. Las espinacas disminuyen considerablemente de tamaño al cocinarse; para dos personas se necesita aproximadamente 1 libra (450 gramos).
Pueden guardarse en el cajón de las verduras de la nevera donde se conservarán durante unos dos días.