Espinacas – Nutrición

Las espinacas son una fuente excelente de vitamina C, si se comen crudas, y también de vitaminas A y B, calcio, potasio y hierro. Antes se creía que su consumo proporcionaba más hierro del que de hecho aporta, por que el hierro es “atrapado” por el ácido oxálico en las espinacas cocidas, por lo que sólo pequeñas cantidades del mismo son absorbidas por el cuerpo.
Aún así, sigue siendo un producto muy sano tanto crudo como cocido.