Nabos – Comprar y almacenar

Siempre que pueda, compre navets (nabos franceses) o, en caso contrario, los nabos más pequeños y tiernos que encuentre en las tiendas en primavera.
Tienen que ser firmes, lisos y sin manchas, idealmente con la parte superior de color verde. Deben almacenarse en un lugar frío y seco.
A diferencia de los otros nabos, los suecos parecen por lo general ser grandes. De todos modos, siempre que pueda, elija los menos grandes y con la piel lisa y sin manchas, dado que los más grandes es más probable que sean duros y fibrosos. Guárdelos del mismo modo que los nabos normales.