Ñames – Introducción

Los ñames han sido un alimento básico en muchas culturas durante miles de años.
En la actualidad existe una cantidad innumerable de variedades, formas, tamaños y diferentes colores, y que reciben diferentes nombres por parte de diferentes pueblos.
Se cree que la mayoría de las variedades son originarias de China, aunque se difundieron por Africa en un período muy temprano, y se convirtieron en un alimento básico, dada a su facilidad para crecer en condiciones tropicales y subtropicales, y porque contiene los hidratos de carbono esenciales que debe contener un alimento.
Aunque el cush-cush o ñame de la India es originario de América, la mayoría de variedades de ñame se introdujeron en el Nuevo mundo como consecuencia del tráfico de esclavos en el siglo XVI.
Hoy, con tantas variedades de este tubérculo, son muchas las recetas que existen para prepararlos, algunas probablemente nunca publicadas, pero sí transmitidas de modo oral de generación en generación y que hacen su aparición a la hora de comer en todas las regiones cálidas del mundo.