Ñames – Preparación y Cocción

Al pelar un ñame, hay que descartar la piel y la capa inmediatamente subyacente de la misma, que contiene dioscorina, una sustancia tóxica, aunque el efecto tóxico de esta sustancia queda anulado durante la cocción. Rocíelos una vez pelados con agua salada, pues se decoloran con mucha facilidad.
Los ñames, al igual que las patatas, se usan como el ingrediente feculento principal de muchas comidas, hervidos o en forma de puré, fritos, salteados o asados.
Tienen una afinidad natural con las salsas picantes y son deliciosos cortados a rodajas, fritos y rociados con un poco de sal y pimienta de Cayena.
Los cocineros africanos frecuentemente utilizan ñame hervido para hacer una masa que se usa para acompañar guisos especiados y sopas.