Remolacha / Beterraga – Historia

La remolacha está estrechamente relacionada con la remolacha azucarera o betabel blanco y con la remolacha forrajera.
A medida que fue creciendo la demanda de azúcar en todo el mundo, y desde que se aprendió a extraer esta sustancia de la remolacha azucarera, la producción de azúcar de remolacha se convirtió en una importante industria en Gran Bretaña y Europa.
La remolacha forrajera se consumió en diversas partes de Europá y en Inglaterra en tiempos de hambruna, aunque básicamente se cultivaba, y de ahí su nombre, como pienso o forraje para el ganado.
De todos modos, la remolacha se consume seguramente desde la época de los romanos. A mediados del siglo XIX era un producto muy popular en Inglaterra y un famoso libro de cocina escrito por una tal Sra. Beeton contiene trece recetas en las que interviene la remolacha, entre las que destacan los buñuelos de remolacha y la mermelada de remolacha y zanahoria.