Remolacha / Beterraga – Preparación y Cocción

Para cocer remolachas enteras, enjuáguelas con agua. Corte los tallos a 2,5cm de distancia por encima del tubérculo, y no corte la parte de la raíz ni la pele, si no quiere que su maravilloso color rojo oscuro se desvanezca.
Cuando sirva la remolacha cruda en ensaladas, o en recetas que exijan que se haya cortado a trozos o rallado, elimine antes la piel de la misma.
Para cocer remolachas al horno, colóquelas una vez limpias en una fuente con una tapa que cierre bien y añada 5 cucharadas soperas de agua. Ponga doble capa de papel de aluminio sobre la fuente antes de poner la tapa y luego ponga la fuente al horno durante 2 o 3 horas.
Compruebe de vez en cuando que el agua no se haya evaporado del todo y vea si la remolacha ya está cocida.
Se considera que ya está cocida cuando la piel empieza a arrugarse y puede extraerse fácílmente con los dedos.
Alternativamente, en una fuente envuelva la remolacha con doble capa de papel de aluminio y déjela cocer del modo arriba indicado. Para hervirla, prepárela igual que se ha explicado y déjela cocer a fuego lento durante unos 75 minutos.
HOJASDE REMOLACHA
La parte verde de la remolacha es comestible, con un alto contenido en vitaminas A y C, e incluso más hierro y calcio que las espinacas. Las hojas de remolacha son deliciosas, pero no es fácil encontrarlas, a menos que las cultive uno mismo. Si las encuentra puede hervirlas unos minutos, escurrirlas bien y servirlas rociadas con aceite de oliva y mantequilla.