Salsifí y Escorzonera – Introducción

Estos dos tubérculos están emparentados entre sí y con otros miembros de la misma familia que el diente de león y la lechuga. Todos ellos tienen unas raíces tuberosas largas y afiladas.
El salsifí tiene una piel blanca o marrón claro, y la escorzonera, a veces llamadas alsifínegro o barba cabruna, tiene la piel negra. Ambas tienen una pulpa de color cremoso claro y un sabor que recuerda al de las alcachofas y los espárragos. El salsifí tiene fama de tener mejor sabor y en ocasiones se le ha comparado con las ostras (a veces se dice que es la ostra de las plantas), aunque muchas personas no están de acuerdo con esta apreciación. Tanto el salsifí como la escorzonera constituyen un acompañamiento agradable de muchos platos, fritos en mantequilla o en forma de salsa. Se usan como ingredientes en algunas sopas.
Foto: Salsifí