Salsifí y Escorzonera – Preparación y Cocción

Tanto el salsifí como la escorzonera son difíciles de pelar. Puede restregarse el tubérculo lavándolo con agua y luego pelaría antes de cocerlo, o bien pelarlo con un cuchillo.
Dado que la pulpa se decolora fácilmente, es mejor colocar los trozos cortados en un recipiente con agua acidulada (agua mezclada con un poco de zumo de limón).
Se cortan a trozos y se cuecen a fuego lento durante 20-30 minutos, hasta que están tiernos. Se escurren y se saltean con mantequilla o se sirven con zumo de limón, mantequilla fundida o una picada de perejil.
Alternativamente, pueden convertirse en puré y comerse tal cual o con sopas. Cocidos y fríos, pueden servirse acompañados con una vinagreta de ajo o de mostaza como simples ensaladas