Zanahorias – Nutrición

Las zanahorias contienen grandes cantidades de caroteno y de vitamina A, junto con cantidades apreciables de vitamina 83, C y E. Consumidas crudas, proporcionan cantidades importantes de potasio, calcio, hierro y zinc, sustancias cuya aportación es muy reducida cuando la zanahoria es hervida.
La idea de que las zanahorias mejoraban la vista en la oscuridad se originó durante la Segunda Guerra Mundial. Las primeras estaciones de radar se establecieron en las costas del este de Inglaterra en 1939 para detectar posibles invasores por mar o por aire.
Los alemanes atribuyeron esta repentina capacidad de visión nocturna que demostraban los ingleses a su costumbre de comer zanahorias.
Algo hay de verdad, pues la vitamina A que contienen las zanahorias sintetiza el retinal, una sustancia cuya carencia produce ceguera en la oscuridad