Berenjenas – Historia

Aunque las berenjenas son un miembro de la familia de las solanáceas, lo que las relaciona con las patatas, los tomates y los pimientos, el hecho es que no fueron descubiertas en el Nuevo Mundo.
La primera mención a su cultivo está registrada en China en el año 5 antes de Cristo, y se cree que en la India se consumian berenjenas desde mucho antes. Los árabes introdujeron la berenjena en España hace unos 1200 años, y desde entonces empezó a cultivarse extensamente en Anda lucía.
Es muy probable que también entonces la introdujeran en Italia y que desde alli se extendiera a diversas partes del sur y del este de Europa. A pesar de su popularidad en Europa, las berenjenas no se han vuelto populares en Inglaterra y los Estados Unidos hasta tiempos muy recientes; aunque varias generaciones de escritores gastronómicos conocían sus propiedades, solamente muy de vez en cuando daban recetas para cocinar con ellas.
Mientras, en el sur y en el este de Europa las berenjenas se han convertido en un producto muy apreciado, y hoy son uno de los vegetales más populares en el Mediterráneo Italia, Grecia y Turquía alardean de conocer más de cien maneras diferentes de cocinarlas. También son uno de los ingredientes básicos en la cocina del Oriente Medio y del Oriente Bajo.