Calabacines – Preparación y Cocción

Los calabacines más jóvenes y tiernos no necesitan ninguna preparación, y si todavía tienen flores, mejor. Otro tipo de calabacines se cortan por los dos extremos y se preparan según las instrucciones de cada receta.
Los calabacines jóvenes necesitan muy poca cocción. Hiérvalos enteros o escáldelos. Los calabacines más grandes, cortados a rodajas, pueden hervirse o cocerse al vapor sin excederse en la cocción, Pruebe arebozarlos y luego fríalos con una mezcla de aceite de oliva y de girasol.
Una buena forma de prepararlos es ponerlos en una fuente antipirética, echarles ajo majada y unas hojas de albahaca, rociarlos con aceite de oliva y meterlos en el horno muy caliente hasta que estén tiernos, dando la vuelta a las rodajas de vez en cuando.