Chiles – Comprar y Almacenar

Algunos chiles frescos tienen la piel arrugada aún cuando están en su mejor momento, por lo que esta característica no es un buen indicador de su estado de frescor. De todos modos, no tienen que presentar manchas, y es preciso evitar aquellos que sean demasiado blandos o que presenten alguna imperfección visible. La sustancia que hace que el chile sea picante es un aceite volátil llamado capsicina.
Esta sustancia difiere no sólo de un tipo a otro de planta, si no también en función de las condiciones en que éstas son cultivadas: cuanto más esfuerzos tiene que hacer una planta para sobrevivir en términos de luz, agua, suelo, etc, más capsicina producirá.
Por consiguiente, es imposible decir cómo es un chile en concreto antes de probarlo, aunque algunos tipos son más picantes que otros.
La creencia de que los chiles verdes son menos picantes que los rojos no es necesariamente cierta; por lo general, los chiles rojos habrán tenido más tiempo para madurar al sol, lo que probablemente signifique que hayan tenido tiempo de convertir toda esta energía sola reune cierto dulzor. Los chiles pueden guardarse en una bolsa de plástico en la nevera durante unos cuantos días