Guisantes o Arverjas – Historia

Los guisantes son aún más antiguos que las habas, y existen pruebas arqueológicas de su cultivo sobre el año 5700 antes de Cristo.
Ricos en proteínas e hidratos de carbono, han sido durante mucho tiempo otro de los alimentos básicos de la humanidad, y se han consumido, frescos o secos, en forma de sopas y potajes. El puré de guisantes se menciona en una obra griega escrita el año 5 a.C. El budín de guisantes, cebolla y hierbas aromáticas, es un plato muy antiguo y aún muy popular, sobre todo en el norte de Inglaterra, donde es tradición comerlo con jamón u otros embutidos de cerdo.
Una de las primeras recetas en donde aparecen los guisantes se encuentra en Le Cuísíníer Franyaís, una obra que fue traducida al inglés y al castellano a mediados del siglo XVII, y se trata de los petit país ¿la franyaíse (guisantes a la francesa, es decir, cocidos con pequeños cogollos de lechuga), una receta muy popular actualmente en varios paises.