Guisantes o Arverjas – Introducción


Los guisantes frescos son deliciosos; trate de comerlos crudos, directamente extraídos de la vaina. Desgraciadamente, la temporada de los guisantes de huerto es muy corta, y los guisantes congelados no se pueden comparar con ellos ni en broma.

Si usted cultiva sus propios guisantes, podrá comer como un rey cada verano durante tres o cuatro semanas seguidas; sino podrá comprarlos en una buena verduleria, que podrá suministrarleguisantesde buena calidad durante los meses de verano.