Habas – Historia

Las habas han sido consumidas casi desde el principio de los tiempos.
Una gran variedad de habas silvestres crecen en diversos lugares del sur de Europa, Norte de Africa y Asia, éste fue seguramente uno de los productos alimenticios más útiles al hombre primitivo.
Existen pruebas arqueológicas de que ya en tiempos neolíticos se cultivaban habas, lo que hace de ellas uno de los primeros productos que fueron “domesticados” por el hombre. Las habas crecen en muchos climas y suelos distintos.
Fueron uno de los alimentos básicos durante gran parte de la Edad Antigua y durante toda la Edad Media, y se utilizaban tanto para la alimentación humana como para engordar al ganado, hasta que fueron sustituidas en esta función por las patatas durante los siglos XVII Y XVIII. Las habas han sido una importante fuente de proteínas para los más pobres, y debido a lo fácil que resulta su secado, han sido un buen alimento de reserva para muchas familias mientras esperaban la llegada del tiempo de la cosecha de productos frescos.