Habas – Preparación y Cocción

Las habas muy jóvenes, en vainas tiernas, de nomás de 7,5 centímetros de longitud, pueden comerse con vaina y todo; descarte las puntas de los extremos y luego córtelas a trozos.
Sin embargo, normalmente, será preciso vaciar las vainas. A menudo las habas más viejas tienen que pelarse una vez cocidas para librarlas de su fuerte y amargo sabor, es posible de que a muchas personas no les guste esta legumbre.
Cueza las habas peladas (o sin pelar, con sus vainas, si son tiernas) en agua hirviendo hasta que estén tiernas. También puede hervirlas en agua y proseguir la cocción en una sartén con mantequilla.
Para hacer un sencillo puré de habas, mezcle éstas con un poco de ajo frito con mantequilla, nata y una pizca de hierbas aromáticas tipo tomillo o ajedrea.