Habichuelas – Comprar y Almacenar

Compre siempre habichuelas jóvenes. Las vainas tienen que ser firmes y de aspecto fresco; si la silueta de la semilla es visible en la vaina, lo más probable es que sea demasiado fibrosa, aunque siempre puede dejar secar las semillas y usar las habichuelas secas en otro momento del año.

Lo ideal es que el tamaño de las semillas en el interior de las vainas no sea mayor que el de la uña del dedo meñique. Las habichuelas deben consumirse lo antes posible porque no se conservan nada bien.