Judías Verdes – Preparación y Cocción

Se cortan por los dos extremos: se reúnen varias judías en un pequeño haz y luego se corta un trozo de unos 5 mm de ancho luego se hace lo propio en el otro extremo. Si es preciso, hay que eliminar los trocitos de hebra que contengan las vainas.
Sumerja las judías verdes en un recipiente con agua hirviendo salada y déjelas hervir hasta que estén aldente. Si se cuecen demasiado, las judias adquieren una textura excesivamente blanda y pierden gran parte de su sabor.
Una vez hervidas, se escurren y se untan con un poco de mantequilla o se sirven con una salsa de cebolla y bacon. Para utilizarlas en ensaladas, se hierven hasta que están tiernas y luego se enjuagan con agua fría del grifo.
Las judias verdes son excelentes con una vinagreta al ajo. Sirvalas acompañando a unas zanahorias u otros tubérculos y disfrute con el contraste de sabores y texturas.