Lechuga – Como preparar ensaladas

Las ensaladas pueden prepararse utilizando un solo tipo de lechugas o una mezcla de varias de ellas. Si hace una ensalada mixta, lo mejor es elegir hojas que den contraste en textura y color, además de por su sabor.

Hierbas frescas como perejil, cilantro y albahaca también se pueden añadir a una ensalada. Es preferible desmenuzar las hojas de las lechugas verdes en vez de cortarlas. Las lechugas rizadas y otras lechugas grandes se suelen cortar o desmenuzar.
Las vínagretas y condimentos tienen que ser aromáticos, con un toque de acidez pero sin que sea demasiado astrihgente. Prepárelas en un tarro de roscao en una ensaladera grande para poder mezclar perfectamente bien los ingredientes que las compone. Use siempre aceites y vinagres de primerísima calidad, en unas proporciones de cinco partes de aceite por una de vinagre o zumo de limón. Use un cincuenta por ciento de aceite de oliva y un cincuenta porciento de aceite de girasol, o, si quiere preparar una vinagreta más fragante, una mezcla de aceite de girasol y de nuez. Una pizca de sal y pimienta es esencial, un poco de mostaza es una buena opción, y una pizca de azúcar suaviza su sabor.
La vinagreta siempre tiene que echarse en la ensalada justo en el momento de servirla, nunca antes.