Maiz Tierno – Historia

En 1492, cuando Cristóbal Colón desembarcó en lo que hoy es Cuba, fue recibido por unos indígenas que le ofrecieron dos regalos como muestra de su hospitalidad: tabaco y algo que los indios llamaban maiz (Los ingleses empleaban la palabra “trigo” para referirse al alimento básico, de modo que cuando Colón y los que iban con él supieron que el maíz era el alimento básico de los indios, le aplicaron el sobrenombre de “trigo de los indios”.
El maíz se originó en América del Sur y ha tenido un significado enorme para los nativos de todo el continente americano, de quienes se ha dicho que vivieron y murieron por el maíz.
De hecho se referían al mismo de un modo tan enfático como para calificarlo de “la primera madre y el primer padre, la fuente de la vida”.
Además de ser el más importante de sus alimentos, el maíz tuvo también otros muchos usos. Usaban esta planta para construir cabañas y cercas, y también para hacer vestidos y decorarse el cuerpo.
Los aztecas celebraban ceremonias sobre el cultivo del maíz que incluían sacrificios humanos, y otras tribus tenían costumbres similares con las que pretendían aplacar al “dios del grano”.
Son numerosos los mitos y leyendas que giran entorno al maíz, y cada tribu cuenta una historia diferente, aunque el tema central de todas es el cultivo y recolección del maíz. Para antropólogos e historiadores, es un interesantísimo tema de estudio.