Ackees – Introducción

El ackee es un fruto tropical que se utiliza en diversos platos tradicionales, la mayoría de ellos
de origen caribeño, donde esta fruta es muy popular.
La fruta es de color rojo brillante y, cuando está madura, se abre completamente dejando al descubierto tres grandes semillas negras y una pulpa blanda y cremosa que tiene aspecto de huevos revueltos. Su sabor en cierto modo recuerda al del limón y tradicionalmente se sirve, por ejemplo en uno de los platos típicos de la cocina jamaicana, acompañando al pescado salado.
Compre solamente frutos bien maduros, pues algunas partes de los que están sin madurar pueden resultar tóxicas. De todos modos, a menos que visite algún país del Caribe, lo más probable es que encuentre los ackees en latados; de hecho, la mayoría de recetas que lo utilizan y aprevén utilizarlos en conserva, pues son un buen sustituto del fresco.
La cocina jamaicana usa también los ackees para aportar un toque de sabor a muchos platos a base de verduras y judías. El ackee enlatado necesita muy poca cocción y solamente se añade al resto de los ingredientes en el último minuto. Hay que tener cuidado al remover para mezclarlo por que se rompe muy fácilmente.