Preparacion de Alcachofas y Coccion de Alcachofas

Para comenzar la preparacion de alcachofas primero arranque el tallo con la mano, con lo que eliminará parte de las fibras de la base, y luego corte ésta con un cuchillo y elimine las hojas pequeñas de la base. Si las hojas son muy puntiagudas, recórtelas con unas tijeras (arriba). Luego se enjuagan y se cuecen en agua hirviendo acidulada con el zumo de medio limón.

Durante la preparacion de alcachofas las más grandes tienen que una coccion de alcachofas a fuego lento durante 30-40 minutos hasta que estén tiernas. Para verificar si ya están al punto, arranque una de las hojas exteriores estas deberian desprenderse con facilidad y su base deberia estar muy tierna.

Alcachofas – Nutricion

Las alcachofas contienen una sustancia química llamada cinarina que actúa sobre las papilas gustativas de la mayoría de las personas (aunque sea sorprendente, node todas) haciéndo las más sensibles a los sabores dulces.

Entre otras cosas, ésto estropea el sabor del vino. Por lo tanto, no vale la pena beber un vino caro con alcachofas, es preferible tomar un vaso de agua fría, que tendrá un gusto agradablemente dulce.

Las alcachofas hay que comerlas con los dedos,lo que elimina de entrada toda pompa y ceremonia, que siempre son un inconveniente para una comida festiva. Sirva las alcachofas en platos parados, de modo que

los comensales puedan compartir el placer de arrancar las hojas y untar las con mantequilla aromatizada al ajo o en una vinagreta. Si prefiere servirlas de forma individual, hágalo de una en una.

Las salsas para untar son una parte esencial en el consumo de alcachofas; se puede poner una cucharada en cada plato o servir un pequeño bol a cada comensal.

Una vez untada la hoja, se hace pasar ésta entre los dientes reteniendo solamente la parte más carnosa de la base y descartando la parte superior, más seca. El corazón de la alcachofa se come con cuchillo y tenedor y seunta igualmente en la salsa de ajo o vinagreta.

Alcachofas – Comprar y Almacenar

Sólo vale la pena comprar alcachofas cuando están en sazón, aunque pueden encontrarse en los supermercados durante casi todo el año.

En invierno, sin embargo, su aspecto es más bien desangelado, son pequeñas y secas y no vale la pena molestarse en prepararlas. Cuando están en su punto su aspecto es excelente, con las hojas exterior es bien formadas y las interiores estrechamente aferradas en torno al corazón central.

Las alcachofas se conservan bien durante 2 ó 3 días en el cajón de las verduras de la nevera, aunque es preferible consumirlas lo antes posible.

Alcachofas – Historia

No se sabe con certeza si las alcachofas se consumían ya en la antigüedad. Aunque algunos escritores las mencionan, es posible que se refieran de hecho a una especie similar (Cynaracardunculus)parecida al cardo, que es la forma silvestre de la alcachofa.

Estos cardos crecen en muchos lugares del sur de Europa y, por lo que sabemos, el primer lugar donde se cultivaron la salcachofas fue en Italia.

De todos modos, Goethe no compartió el gusto de los italianos por ciertas verduras, y en su libro, Viaje a Italia, comenta:”aquí,los campesinos se comen hasta los cardos”, algo que no le parecía nada apetitoso.

Actualmente, las alcachofas se cultivan en todo el sur de Europa y en California. En Italia, en Francia y en España se comen las alcachofas cuando todavía son muy jóvenes, antes de que se hayan desarrollado completamente. Desgraciadamente, estas jóvenes exquisiteces no suelen exportarse, por lo que si tiene la oportunidad de visitar alguno de estos países no deje escapar la posibilidad de probarlas.

Alcachofas – Introduccion

Las alcachofas tienen un sabor exquisito y son un alimento para consumir en grupo. Crecen en abundancia en Gran Bretaña, donde durante los meses de julio y agosto es frecuente ver a los agricultores vendiéndolas junto a las carreteras. Estas alcachofas suelen ser grandes, sanas y muy frescas, por lo que constituyen normalmente una buena compra.