Bróculi & Brécol Calabrés – Preparación y Cocción

Corte los extremos y descarte aquellas hojas que estén descoloridas.
Brécol Calabrés:
Córte lo a trozos regulares, dividiendo el tallo y la cabezuela en sentido longitudinal si son muy gruesos. Cuézalos en agua hirviendo durante 4-5 minutos y luego déjelos escurrir. Es preferible no cocer al vapor esta variedad de bróculi, pues con el los u hermoso color verde tiende a volverse grisáceo.
Bróculi Morado:
Puede cocerlo al vapor, cortado a trozos grandes, en una vaporera. Alternativamente, puede unir varios tallos con un bramante de cocina y ponerlos en remojo con un poco de agua. Si es preciso, métalos con una patata enrollados en una hoja de papel de aluminio y déjelos cocer al vapor durante 4 o 5 minutos hasta que estén tiernos.
Ambas variedades se sirven simplemente con mantequilla y zumo de limón, o acompañadas con una salsa holandesa o bearnesa.
También resultan excelentes pasadas por la sartén.

Bróculi & Brécol Calabrés – Comprar y Almacenar

Es preferible comprar bróculi suelto en vez del empaquetado; así es más fácil comprobar si
es fresco, y porque las verduras empaquetadas tienden a deteriorarse más de prisa.
El bróculi morado puede venderse suelto o ya envasado. Hay que comprobar que el tallo, la cabezuela y las hojas estén en perfectas condiciones y que los cogollitos están bien prietos, de color verde brillante. Ninguna de las variedades se conserva durante mucho tiempo.
El bróculio brécol calabrés es una verdura relativamente moderna, pero también una de las más populares. Es muy fácil de preparar, sin apenas desperdicios, y muy fácil de cocinar. Es atractiva, tanto servida cruda como cocida, y se puede comprar en las cantidades requeridas, a diferencia de la coliflor o el repollo.

Bróculi & Brécol Calabrés – Historia

Antes de que se generalizase el brécol calabrés la gente compraba y consumía bróculis de color morado. Estos son básicamente una versión “desaliñada” del brécol calabrés, con brotes bastante largos y grupos de cogollitos en el extremo.
El brécol que consumimos habitualmente tiene unas cabezuelas muy bien formadas. Los tallos del bróculi morado tienen un ligero sabor a espárrago. Los romanos cocinaban el bróculi morado con vino o lo servían con diversas salsas, y hoy todavía sigue siendo una verdura muy popular en Italia, cocida al horno con cebolla y anchoas o servida como simple acompañamiento de pasta con salsa de ajo y tomate.

Bróculi & Brécol Calabrés – Introduccion

Brécol calabrés:
Es la verdura que hoy se conoce como bróculio brécol. Tiene unas cabezuelas grandes de color azul verdoso sobre unos tallos suculentos.

Recibe su nombre de la provincia italiana de Calabria, donde se desarrolló esta variedad por vez primera.

Bróculi morado:
Es la variedad original de esta planta, con tallos delgados y largos y unas cabezuelas pequeñas de color morado y que también pueden ser blancas o verdes.


Las cabezuelas, los tallos y las hojas tiernas son comestibles. Las cabezuelas moradas se vuelven verdes al ser cocidas, pero las otras partes conservan su color.
El bróculi morado es una variedad más de temporada que el brécol calabrés, más fácil de encontrar; se encuentra desde finales de invierno en adelante.