Calabacines – Preparación y Cocción

Los calabacines más jóvenes y tiernos no necesitan ninguna preparación, y si todavía tienen flores, mejor. Otro tipo de calabacines se cortan por los dos extremos y se preparan según las instrucciones de cada receta.
Los calabacines jóvenes necesitan muy poca cocción. Hiérvalos enteros o escáldelos. Los calabacines más grandes, cortados a rodajas, pueden hervirse o cocerse al vapor sin excederse en la cocción, Pruebe arebozarlos y luego fríalos con una mezcla de aceite de oliva y de girasol.
Una buena forma de prepararlos es ponerlos en una fuente antipirética, echarles ajo majada y unas hojas de albahaca, rociarlos con aceite de oliva y meterlos en el horno muy caliente hasta que estén tiernos, dando la vuelta a las rodajas de vez en cuando.

Calabacines – Comprar y Almacenar

Los calabacines tienen que ser firmes y tener una piel brillante y de aspecto sano.
Evite aquellos que estén blandos o que tengan un aspecto general mustio, ya que seguramente estarán secos y no podrá sacarles ningún partido en la cocina, Elija calabacines pequeños y cómprelos sólo en las cantidades que vaya a usar de un modo inmediato.

Calabacines – Variedades

El calabacín se clasífica normalmente, junto con las calabazas planas y las oblongas, como una calabaza de verano del género cucurbitapepo.
Courgettes:
Tanto si se llaman zucchini como courgettes, se trata de calabazas inmaduras. “Courgette” es un diminutivo del francés courge, que significa calabaza,lo mismo que el diminutivo italiano “zucchini” o zucca pequeña. Los courgettes tienen la piel verde oscuro y la pulpa es más clara y muy firme. Las semillas y el meollo fibroso blanco propio de las calabazas todavía no se han formado, aunque ya son visibles en los calabacines más viejos. En cambio, los calabacines jóvenes son los más aprecíados porque no hay rastros de pepitas ni de meollo, y su pulpa es muy firme.
Calabacines Amarillos:
Como su nombre indica, son de color amarillo y menos oblongos que los calabacines verdes. Tienen la pulpa más firme que éstos, aunque por lo demás son dos variedades muy parecidas entre sí.

Calabacines – Introducción

Debido a su versatilidad, los calabacines son la variedad más apreciada de la familia de las cucurbitáceas. Se cuecen fácil y rápidamente, son tiernos, de sabor delicado y se encuentran disponibles todo el año.

El sabor de las verduras está en su mejor punto después de ser cosechadas, y esto es particularmente cierto en el caso de los calabacines. Su temporada es muy larga y son muy rentables porque cuantos más calabacines se cortan, más produce la planta. Los calabacines son calabazas pequeñas y tiernas; si se dejan crecer, se convierten en calabazas o blongas.