Calabazas de Invierno – Variedades

Existe una variedad enorme de calabazas de invierno y muchas son conocidas con varios nombres distintos. De todos modos, desde un punto de vista puramente gastronómico, son perfectamente intercambiables unas por otras, siempre que se tenga la precaución de probarlas cuando se preparan, pues pueden requerir tipos de aderezo distintos en función de su sabor original. En general todas tienen una pulpa harinosa y ligeramente fibrosa de sabor muy suave, casi insípido pero con un toque de dulzor. Debido a esta suavidad es fácil armonizarlas con otros muchos ingredientes.
CalabazaBellota:
Son pequeñas y en formade de bellota, su piel es verde oscuro o naranja,o una mezcla de ambos. Se pelan y se usan igual que la calabaza común, hervida entera y luego cortada a trozos y servida con mantequilla.
Calabaza Nuez:
Tienen forma de pera y color amarillo claro. Se usan en sopas y en recetas en las que interviene pulpa de calabaza.
Calabaza Delicata:
Es una calabaza pequeña de color amarillo claro con una suculenta pulpa del mismo color y con un sabor que es como un cruce entre el boniato y la calabaza nuez.
Calabaza Inglesa:
Tiene una pulpa muy blanda y es buena para hacer sopas y para combinar con puré de patatas y otros tubérculos.
Calabaza Hubbard:
Son calabazas grandes, de cáscara gruesa, dura y con bultitos, su color está entre el naranja brillante y verde oscuro. Si son muy grandes, se venden cortadas por la mitad o en trozos. Se prepara convirtiéndola en puré con un poco de mantequilla y especias.
CalabazaKabocha:
De color verde brillante, y la pulpa naranja claro. Son muy parecidas en sabor y textura a las calabazas bellota y se preparan y cuecen de igual forma.
Calabaza Cebolla:
Son redondas, de color amarilloo naranja claro y un sabor muy suave. Quedan muy bien en platos de arroz y en recetas que usan pulpa de calabaza.
Calabaza Dulce:
Son grandes, amarillas o naranjas, con la pulpa de este mismo color. Tienen un sabor dulzón parecido al de la miel. La sopa de calabaza, el pan de calabaza y la tarta de calabaza forman parte de la tradición americana, tanto como las caretas hechas con calabazas vaciadas en la fiesta de Halloween.

Calabazas de Invierno – Historia

La tradición americana de comer calabaza el día de Acción de Gracias proviene de los iempos de los “Pilgrim Fathers“, los primeros colonos que se establecieron en Nueva Inglaterra y proclamaron ese día como día de oración y de agradecimiento a Dios por las cosechas.

La tradición primitiva era servir la calabaza con la parte del tallo cortada, sin pepitas, rellena de leche, miel y especias y cocida hasta que estaba tierna. La costumbre de comer calabaza el día de Acción de Gracias se ha mantenido, aunque hoy en día se prepara de otra forma: la pulpa de la calabaza hervida se convierte en puré y se utiliza como relleno de diferentes clases de tartas y empanadas.

Calabazas de Invierno – Introducción

La calabaza común es la más famosa de las calabazas de invierno; es una de las verduras más hermosas de la naturaleza, aunque sólo sea por su enorme tamaño, su color y la suave tersura de su piel. Son originarias de América y, desde un punto de ista culinario, también allí está su hogar de nacimiento.

La calabaza común pertenece a la familia de las cucurbitáceas, lo mismo que la calabaza de agua, en este mismo grupo botánico se encuentran otras especies como la calabaza bellota, la calabaza nuez y la calabaza turbante, para nombrar sólo unas cuantas. Las variedades se cuentan por centenares, y en cada país se ultivan unas cuantas específicas, como las Sweet Dumpling y las Queensland Blue de Australia, la calabaza común en España, y la Cushawy la Golden Nugget en Estados Unidos.