Chalotes – Preparación y Cocción

Pele los chalotes del mismo modo que las cebollas. Separe el bulbo. Córtelo a rodajas muy finas usando un cuchillo bien afilado, pero con cuidado los chalotes son tan pequeños que es fácil cortarse al hacerla. Si los usa enteros, puede freírlos a fuego muy suave pero sin dejar los dorar en exceso.

Chalotes – Variedades

Los chalotes son una especie de cebollas pequeñasy delgadas con un cuello largo y una piel de color dorado cobrizo. Hay diversas variedades, aunque no es fácil poder elegir entre varias de ellas en los supermercados. En cualquier caso, las diferencias están más en el tamaño y el color de la piel que en el sabor.

Chalotes – Introduccion

Los chalotes no son cebollas pequeñas, sino un miembro distinto de la misma familia. Tienen un sabor delicado, menos intenso que el de la mayoría de cebollas y se disuelven fácilmente en los líquidos, razón por la que se usan mucho para hacer salsas. Los chalotes crecen en racimos apiñados, de modo que al romper uno es normal que aparezcan dos o tres chalotes en una misma raíz.

Su tamaño los hace adecuados para aquellas recetas en las que solamente se necesita una cebollano muy grande. Use chalotes cuando solamente precise una pequeña cantidad de cebolla, o cuando requiera un ligero sabor a cebolla. Los chalotes son una alternativa agradable, aunque algo extravagante, a las cebollas, pero donde una receta especifique chalote (especialmente si se trata de una salsa), es preferible usar chalote,y no otra cebolla.

Aunque la cocina clásica utiliza determinados ingredientes, el arte de la improvisación no debe ser ignorado. Por ejemplo, el Coqau Vin se prepara tradicionalmente con cebollas blancas del tamaño de una nuez, pero si se utilizan chalotes, el resultado es
delicioso.