Como preparar las Hojas de ensaladas

Separar las hojas del tallo, descartando todas aquellas que estén en mal estado.
Lavar las hojas con agua fría abundante, dándoles la vuelta con cuidado para eliminar cualquier resto de tierra o insecto.
Poner las hojas, una vez lavadas, sobre un paño de cocina y secarlas; con cuidado.
Envueltas en el paño, meterlas en una bolsa de plástico y dejarlas en el frigorífico una hora.