Hojas de Parra – Introducción

Todas las hojas de parra que producen uvas pueden consumirse cuando son jóvenes.
Son un envoltorio comestible ideal para diversas clases de carnes y verduras, dado que son extraordinariamente fuertes.
Muchos de los países productores de vino tienen recetas en las que intervienen las hojas de parra. Los platos más típicos de Grecia y del Oriente Medio, pero también en Francia, Italia y España hay recetas que usan hojas de parra para envolver aves pequeñas como codornices o becacinas.
Las hojas tienen que hervirse brevemente antes de usarse, para que puedan doblarse sin romperse al envolver los alimentos que contengan. Llévelas a ebullición y déjelas cocer un minuto, luego tienen que escurrirse bien y separarlas antes de usarlas.