Oruga Común O Arugula – Comprar y Almacenar – Preparación y Servir

Descarte cualquier hoja que esté descolorida o no tenga buen aspecto. Añada oruga común a las ensaladas de lechuga, o utilícela trinchada, junto con ajo, piñones y aceite de oliva, para condimentar platos de pasta.
Debido a su intenso sabor, con poca cantidad de oruga se consiguen unos efectos espectaculares, por lo que ésta es una planta muy adecuada para guarniciones.
El sabor de esta hortaliza contrasta con el magníficamente de ciertos quesos de cabra, y siempre puede añadirse un par de hojas de oruga a un bocadillo de pan normal o a un bocadillo de pan de pizza relleno con tomates, aguacate, cacahuetes y brotes de judía.

Oruga Común – Introducción

La oruga común tiene un estupendo sabor apimentado y es excelente como ingrediente de ensaladas verdes. Tiene unas hojas pequeñas, de color verde brillante en forma de diente de león.
Los griegos y los romanos consumían esta hierba (arugula) en ensaladas mixtas, para contrarrestar aparentemente el efecto sedante que la lechuga tiene en la líbido; sus propiedades afrodisíacas están bastante bien documentadas entre los escritores de la Antigüedad.
Normalmente se plantaba en torno a las estatuas de Príapo, el dios mitológico de la fertilidad, protector de los huertos y de las hierbas e hijo de Dionisio y Afrodita.