Rabanos – Comprar y Almacenar

Compre rábanos rojos que sean de textura firme y tengan las hojas con buen aspecto. Siempre que pueda, compre rábanos orientales (moolis o daikons) que todavía conserven las hojas: son un buen elemento para indicar su grado de frescor por que se marchitan muy pronto.
Las hojas tienen que ser verdes y estar en buen estado, y la piel lisa y limpia, sin manchas o zonas decoloradas. Pueden guardarse en la nevera durante unos días.

Rabanos – Preparar y Servir

Los rábanos rojos basta lavarlos con agua. Luego pueden cortarse a rodajas finas o comerse enteros en ensaladas. Puede sacárseles mucho partido como base de una ensalada, cortados a trocitos y combinados con gajos de naranja y pulpas de nuez, unas hojas de oruga común y aderezados con una vinagreta de aceite de nuez.
Si usa rábanos orientales en platos fritos, córtelos a rodajas finas y échelos a la sartén al final de la cocción.

Rabanos – Variedades

Los rábanos ya fueron muy apreciados en la Antigüedad. Son muchas las variedades existentes en el mundo entero. Tanto los rábanos pequeños rojos como los grandes blancos son internacionalmente populares.
RábanosRojos:
Son unos rábanos pequeños de color rojo, que se conocen con diversos nombres, como rabanillos, rábanos cereza o rábanos escarlata, por ejemplo, pero que se comercializan simplemente como rábanos. Están disponibles durante todo el año, tienen la piel de un color rosa intenso, a veces algo más pálido o incluso blanco en las raíces, y una pulpa firme de color blanco.
Su sabor a pimienta es más suave en primavera y entonces se pueden comer crudos. Finamente cortados a rodajas y metidos entre dos lonjas de pan untado con mantequilla.
Rábanos Franceses:
Son rojos y blancos, alargados y muy suaves de sabor; son muy populares en Francia, solos o acompañando a otras verduras en un plato de crudités.
Rábanos Mooli o Daikon:
Conocidos a veces como rábanos orientales, el mooli es un rábano de piel lisa, largo y de color blanco. Los que se venden en verdulerías tienen un sabor suave, menos apimentado que el de los rabanillos, tal vez por los largos períodos de almacenamiento que sufren (los recién recogidos del huerto son fuertes y picantes).
Pueden comerse crudos o escabechados o también como un ingrediente más de ciertos platos fritos.

Rabanos – Introducción

Los rábanos tienen un sabor que recuerda en cierto modo a la pimienta. La intensidad del mismo depende no sólo del tipo de rábano de que se trate, sino también del suelo en que haya sido cultivado. Los rábanos cosechados recientemente son los que tienen un sabor más intenso y una textura más crujiente.

Rábanos – Introducción


Los rábanos se cultivan sobre todo por su tubérculo picante, que normalmente se ralla y se mezcla con nata, aceite y vinagre y se sirve con carne asada.

Los rábanos frescos se encuentran en muchos supermercados en primavera, y usted mismo puede preparar una salsa de rábanos simplemente pelando el tubérculo y mezclando luego unas 3 cucharadas de rábano rallado con unos 150 mililitros (2/3detaza) de nata batida y un poquito de mostaza de Dijon, vinagre y azúcar al gusto.
Además de ser excelente para acompañar platos de ternera fría o caliente, la salsa de rábanos resulta deliciosa con platos como una trucha o una caballa ahumada, o simplemente esparcida por encima de unos canapés cubiertos con una capa de paté fino.