Radicchio – Introducción

El radicchio o achicoria roja es una de las muchas variedades desarrolladas a partir de la achicoria silvestre. Tiene aspecto de lechuga pequeña, con las hojas de color rojo vino y unas nervaduras de color cremoso.
Su espléndido follaje se debe a que crece en la sombra. Si se cultiva completamente a oscuras sus hojas se vuelven de un color rosa marfil, y las que son expuestas a algo de luz pueden salir con unos matices verdosos o de color cobre.
Su sabor tiende a ser algo más amargo, pero contrasta muy bien con el sabor de la lechuga verde. El radicchio puede freírse o escalfarse, aunque sus hojas se vuelven de color verde oscuro al cocerlas. amargo. Lo mejor es servirlas juntas y aderezadas con una buena vinagreta que de algún modo suavice su fuerte sabor al tiempo que dé a la ensalada un “mordiente” especial.